[Análisis] Blade Runner 2049

Me emociono.
Blade Runner me cautivó desde la primera vez que la visioné con 13 años por aquel lejano 2003…
Esta película causó en mí una seria adicción por la ciencia ficción y por los elementos que componen una buena película más allá de lo que un niño pueda buscar con esa edad.

El día que ví la noticia anunciada de que su secuela iba a tener lugar me pareció una falta de respeto, no le veía ningún sentido, la historia había acabado perfectamente, habían pasado muchos años, lo mejor es no tocar algo si funciona, lo van a estropear, nunca conseguirán la ambientación de Ridley Scoot, la banda sonora de Vangelis es intocable… Y vaya si me he equivocado, lo que yo creía casi imposible se ha hecho realidad, vuelve la que para mí es la obra magna del Sci-fi y vuelve casi tan fuerte como la original.
Creedme, no doy un 9 a la ligera, un 9 es un film casi perfecto donde prácticamente nada me desagrada, pero, ¿Estoy exagerando? ¿Realmente es así de buena?, sin lugar a dudas.

Por un lado tenemos a Gosling y Ford, que juntos hacen un trabajo formidable, me sorprende mucho especialmente de parte de Ford, que su actuación sea tan fiel a la de su obra original, creyéndote en todo momento que nos encontramos ante un Deckard más envejecido pero que sigue dando caña.
Jared Leto, Ana de Armas y el resto del cast convencen más que de sobra, se nota mucho que se han invertido muchas horas y mucho mimo en hacer esta obra de arte.
El director nunca me había convencido para llevar sobre sus hombros algo tan importante como es esta saga de culto, pero sin duda, tras ver “La Llegada” no podía hacer otra cosa que celebrarlo, ya que con eso demostró de sobras que estaba preparado para poder desarrollar algo tan complejo y querido como esto.

Visualmente la película es posiblemente junto a la nueva de Mad Max lo mejor que he visto en mi vida, y creo no estar pasándome en absoluto, el mundo reproducido con cariño de Denis Villeneuve y su equipo te sumerge tan bien como lo hacía la original recordando a la ambientación tan mítica de Ridley Scoot. Lo que más quiero destacar y agradecer de este apartado es su increíble habilidad para crear con imaginación cosas nuevas que poner a esta más que contaminada ciudad.

La banda sonora es otro punto fuerte y la verdad no me extraña, si juntas a Jóhann Jóhannsson, Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch te va a salir bien sí o sí. Posiblemente el aspecto que más me gustaba de la película original era el trabajo de Vangelis, que conseguía trasladarme a la película y teñir las escenas con la crudeza y epicidad que necesitaban, este era el punto que más miedo me estaba dando, sabía que necesitaban mantener el estilo de Vangelis pero no sabía si lograrían hacerlo, y efectivamente, me volvieron a sorprender, Hans Zimmer sin ir más lejos ya lo ha hecho muchas veces con bandas sonoras como la de Origen o Interstellar pero esta, madre mía, esta es volver a escuchar la película original con la Bso de Vangelis pero con un refrescante baño de novedad sin alejarse de la fórmula original, no es tan exquisita como lo era la BSO original pero no podía estar más satisfecho.

Vayamos al punto final, ¿Por qué no es perfecta como su antecesora?¿Qué le falta?.
Bien, pese a mucho esfuerzo que le pongas, una obra de culto tan importante como lo es Blade Runner es si cabe decirlo imposible de superar, es como hacer otra secuela del Padrino y pretender vencer a la magia de Cópola de la primera y segunda, puedes acercarte, pero no puedes mejorarla, no habiendo dado a la historia del cine momentos que se quedarán en la retina del espectador durante el resto de tus días los cuales narrarás a tus nietos cuando seas mayor.
Pese a tener un argumento fabuloso, pese a no haber podido elegir un mejor cast, pese a ser visualmente maravillosa, pese a respetar la, Bso de Vangelis a la perfección y seguir con su fórmula, me quedan todavía cosas que nunca alcanzarán la sutileza de la primera y me refiero especialmente a esas conversaciones con Rachel, a esas idas y venidas filosóficas del protagonista, a esa mítica escena examinando la foto haciendo Zoom para descubrir sus propios secretos, pero sobretodo me refiero a la conclusión de la película, a la que da sentido a su Génesis, a la que aún hoy en día consigue emocionarme, a esa frase improvisada tan famosa y genialmente interpretada por Rutger Hauer entre la lluvia y genialmente narrada por Constantino Romero (aunque nada como verlo en VSO), son esos momentos mágicos e irrepetibles los que faltan en su secuela, que pasa a tener alguno me temo no llegan a la maestría del primero pero obviamente esto era algo imposible.

Terminaré diciendo pues algo que creo que le viene muy bien a la crítica:
“Siéntete afortunado como cinéfilo y amante de Sci de poder disfrutar de esta maravillosa película ahora más completa que nunca, con esta preciosa e impactante secuela, disfrútalo y vívelo al máximo aunque llegue el día en el cual tus recuerdos hacia ella se pierdan, como lágrimas en la lluvia.”

Jack Durden