[Juego de Tronos] Las tierras de la Tormenta

Si nos ponemos a recitar los Siete Reinos seguramente el último que nos venga a la cabeza sean las Tierras de la Tormenta. Apenas hay personajes con punto de vista que sean de allí y la acción en Canción de hielo y fuego pasa casi de puntillas por esta región.

Así que en este ensayo, publicado por Joe Buckley en Tower of the Hand, vamos a hablar de las características de quizás el reino más desconocido de Poniente. Y como es algo largo, lo publicaremos en dos partes, divulgando esta semana la primera de ellas.

Los secretos de las Tierras de la Tormentas (1ª parte)

Storm's_end

A pesar de sus considerables esfuerzos y aparentes éxitos, Aegon el Conquistador fracasó al final en su objetivo de unir el continente de Poniente en un solo reino. Sí, las diversas tierras rendían pleitesía a un solo rey e hincaron la rodilla (algunos más tarde que otros) pero si Canción de hielo y Fuego ha mostrado algo sobre esas tierras es que los Siete Reinos son en realidad siete reinos diferentes. Conectados, relacionados, pero cada uno único y diferente. Cada uno, incluso tras tres siglos de unión, mantiene sus propios ritos funerarios, conceptos propios, sus propios nombres para los bastardos e incluso diferentes visiones sobre el matrimonio, la religión o el género.
Nosotros, como afortunados fans que somos, hemos disfrutado de varios registros de diferente rango de estas tierras diferentes y por tanto nos hemos hecho familiares con sus diferentes rasgos en el curso de las novelas. Esto no es cierto para un reino, sin embargo, para las Tierras de la TormentaCarecen de la misma exposición que han tenido otras regiones, tanto de capítulos desde el punto de vista de un personaje como de eventos que estén realmente sucediendo allí.

Si miramos a los otros reinos, el Norte es obviamente la región mejor cubierta, con los diferentes puntos de vista Stark más Theon. Los capítulos de Bran de Choque de Reyes nos dan un gran conocimiento sobre las otras casas; y el paisaje político y la historia raramente deja la tierra, asegurando que conozcamos muy bien el Norte. Las Tierras de los Ríos tienen su historia explicada a través de los capítulos de Catelyn mientras que su tierras y geografía se ven a través de los ojos de Arya Stark. Las Tierras de los Ríos son centrales en la historia como lugar clave de lucha en la Guerra de los Cinco Reyes, además de los recorridos de Arya y más tarde en el asedio de Aguasdulces.

Las Tierras de los Ríos by reneaigner
Las Tierras de los Ríos by reneaigner

El Valle, estando en un lugar tan bien protegido y único en su geografía, casi se libra de ser involucrado en la saga. Sin embargo es visitado en Juego de Tronos y es abierto aún más por Sansa Stark pretendiendo ser Alayne. El Dominio es ricamente descrito por tanto Samwell Tarly como los Tyrells a pesar de haber sido poco visitado en Canción de hielo y fuego. Las Tierras de la Corona y Rocadragón son cubiertos por un gran número de personajes y la narrativa nunca se aleja de allí.

Dorne llega tarde a la historia pero se le da una amplia cobertura y es explicada intensamente a través de los puntos de vista de Arianne, Arys, Quentyn y Aero.  Incluso las Islas del Hierro son cubiertas por Theon y más tarde por los capítulos de sus tíos y su hermana. Mientras que las Tierras de Occidente están cerca de las Tierras de la Tormenta en tanto en cuanto apenas ser cubiertas en las novelas, los puntos de vista Lannister nos dan mucha información sobre ella a lo largo de la saga, y la región está muy relacionada con la Guerra de los Cinco Reyes.

La marginada es la Tierra de las Tormentas. A pesar del hecho de que su gran casa es la familia reinante al inicio de la saga, algo que asumes que le dará un dominio sobre otros reinos de una manera o de otra, vemos realmente muy poco de su tierra. Los personajes que más fuertemente asociamos con las Tierras de la Tormenta, Robert, Stannis y Renly, nunca reciben capítulos desde su punto de vista. Aunque Davos nos da alguna información, es escasa comparada con el resto. Tampoco apenas Barristan o Brienne, los únicos puntos de vista que han nacido allí. Y sobre hechos que hayan sucedido, solamente el corto asedio de Stannis a Bastión de Tormentas y la muerte de Renly han tenido lugar allí, e incluso esos dos eventos se dejaron atrás muy rápidamente.

Por ello, intentaré en este ensayo recordar primero qué tipo de lugar son las Tierras de la Tormenta, de su gente e historia, seguidos de cómo creo que volverán a tener importancia en libros futuros.

Geografía de las Tierras de la Tormenta

Mapa de Dorne
Dorne limita al sur

Dejando a un lado la obviedad de su nombre, las Tierras de la Tormenta son una región montañosa y pedregosa. Aunque carecen de las ricas y fértiles tierras del Dominio y el Valle tienen frondosos bosques, y no están tan desolados como, digamos, las Islas del Hierro. Como los Hijos del Hierro, sin embargo, la gente de las Tierras de la Tormenta está moldeada por las tierras en que vive. Los tormenteños son gente dura y orgullosa. Esto normalmente apoya sus esfuerzos de mantener una fuerte tradición marcial.

Esto ha sido útil estos años pues las Tierras de la Tormenta están en una posición estratégica en Poniente. Mientras que no son tan centrales como las Tierras de los Ríos, comparten frontera con El Dominio, Dorne, en diferentes momentos de la historia con las Tierras de los Ríos y el Valle, y ahora con las Tierras de la Corona. Así, las Tierras de la Tormenta era fácil que entraran en conflicto, y eran además asequibles de defenderse a sí mismas al tener las Marcas dornienses en el sur y la Bahía de los Naufragios en el este.

Las Tierras de las Tormenta no son escasas en nombres bien conocidos por los fans de la saga. Están las islas de Tarth y Estermont, Nido de Grifo, el Cabo de la Ira y Refugio Estival. Está la Selva, Bosque Umbrío y el final del propio reino. Y, por supuesto, Bastión de Tormentas y la Bahía de los Naufragios.

La Bahía de los Naufragios ciertamente se ha ganado su nombre. Las tormentas que asolan el continente no son nada comparados con los que azotan la bahía y el Mar Angosto.

Del prólogo de Choque de Reyes:

La tormenta se desencadenó de repente, con un viento huracanado, y la bahía de los Naufragios hizo honor a su nombre. La galera de dos mástiles del señor, la Orgullo del Viento, se hundió a la vista del castillo. Desde las almenas, los dos hijos mayores observaron como el barco de su padre se destrozaba contra las rocas antes de que lo engulleran las olas. Un centenar de remeros y marineros se hundieron con lord Steffon Baratheon y su señora esposa, y durante días, cada marea dejaba una nueva cosecha de cadáveres hinchados en la costa, bajo Bastión de Tormentas.

Esta terrible bahía, con sus tormentas, rocas e inaccesible línea costera, también es la defensa perfecta para el castillo de las Tierras de la Tormenta: Bastión de Tormentas.

bastión de tormentas

Del tercer capítulo de Catelyn de Choque de Reyes:

Según las canciones, Bastión de Tormentas se erigió en los antiguos tiempos por obra de Durran, el primer Rey de la Tormenta, que se había ganado el amor de la hermosa Elenei, hija del dios marino y la diosa del viento. En su noche de bodas, Elenei entregó su virginidad al amor de un mortal, y por tanto se condenó a perecer como mortal también ella. Sus padres, dolidos, desencadenaron su ira y enviaron vientos y aguas para derribar la fortaleza de Durran. Sus hermanos, sus amigos y los invitados de la boda murieron aplastados por los muros o los arrastró el mar, pero Elenei escudó a Durran entre sus brazos para que no sufriera daño alguno, y cuando llegó el amanecer, él les declaró la guerra a los dioses y juró que reconstruiría su castillo.

Cinco castillos erigió, cada uno mayor que el anterior, y los cinco vio caer cuando aullaban los vientos procedentes de la bahía de los Naufragios, que empujaban ante ellos inmensos muros de agua. Sus señores le suplicaron que construyera tierra adentro; sus sacerdotes le dijeron que tenía que aplacar a los dioses, que debía devolver a Elenei al mar; hasta el pueblo le rogaba que cejara en su empeño. Durran no escuchó a nadie. Un séptimo castillo erigió, el más gigantesco de todos. Hubo quien dijo que los hijos del bosque lo ayudaron a crearlo, que les dieron forma a las piedras con su magia; otros dijeron que un chiquillo le explicó qué debía hacer, un chiquillo al que más tarde conocería el mundo como Bran el Constructor. Se contara como se contara la historia, el final era siempre el mismo: el séptimo castillo resistió, desafiante, y Durran Pesardedioses y la hermosa Elenei vivieron allí juntos hasta el fin de sus días.

Como el nombre de su fundador indica, Bastión de Tormentas se sitúa en la Punta de Durran al final del Camino Real, al norte de la costa de la Bahía de los Naufragios. Como hemos mencionado antes, sus verdaderos orígenes son un misterio. Los hijos del bosque y Brandon el Constructor son ambos acreditados como sus creadores. En cualquier caso, con rumores de hechizos que protegen sus bloques de piedra, el castillo ha alcanzado un estatus legendario. Estos hechizos se dice que son capaces de detener la magia que atraviese sus muros, algo que revisitaré después. Se dice que es cómo este castillo ha sobrevivido a las inclemencias y la naturaleza la Bahía de los Naufragios.

La Casa Baratheon gobierna estas tierras desde la Conquista
La Casa Baratheon gobierna estas tierras desde la Conquista

El castillo en sí es obviamente enorme y su construcción es tal que sirve a sus capacidades defensivas. Catelyn lo describe mejor.

Del tercer capítulo de Catelyn de Choque de Reyes:

Pero Bastión de Tormentas, un castillo sin igual, resistió durante siglos y durante decenas de siglos. Su gran muralla exterior medía cincuenta varas de altura, maciza, sin aspilleras ni poternas, toda redondeada, curva, lisa, con las piedras encajadas con tanta habilidad que no quedaba ni una hendidura, ni un ángulo, ni una grieta por la que pudiera colarse el viento. Se decía que la muralla tenía veinte varas de espesor en su punto más delgado, y casi cuarenta en la cara que daba al mar, una estructura doble de piedra rellena de arena y guijarros. En aquella poderosa mole se cobijaban las cocinas, establos y patios, a salvo del viento y de las olas. Solo tenía una torre, un edificio colosal sin ventanas en la cara que daba al mar, tan grande que allí estaban tanto los graneros y los barracones como la sala para banquetes y las habitaciones del señor. En la parte superior, las gigantescas almenas le daban el aspecto de un puño con púas en lo alto de un brazo alzado.

Con la bahía, las tormentas y su propio diseño, Bastión de Tormentas nunca ha caído en batalla. Los invasores ándalos abandonaron sus intentos de tomar el castillo y tuvieron que finalmente hacer pactos de matrimonio. El castillo ha sufrido varios asedios a lo largo de la historia, ninguno de los cuales ha tenido éxito. Las defensas del castillo son tan brillantes que la decisión de dejarlas y encontrarse con las fuerzas Targaryen en campo abierto es lo que le dieron al rey Argilac el apodo de “El arrogante”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s