[Relato] La legalización del canibalismo

La legalización del canibalismo

Hace ya 37 meses que no llueve. La sequía no ha hecho más que arreciar. El agua de los pocos riachuelos y embalses que quedan ha sido privatizada y su consumo debe estar debidamente justificado. De lo contrario, es imposible acceder al vital líquido. Hace ya más de 3 años que no llueve, y esto ha condicionado mucho los cultivos. El acceso a la alimentación está condicionado por la postura política que tengas. Siempre ha sido así, comentan algunos.

La desesperación no ha sido más que ascendente. A cada día, en cualquier lugar, todas las personas se reúnen con un único plan en mente: saquear los pocos recursos que quedan. Deben hacerlo en grupo, ya que el ejército se mantiene en las calles intentando calmar la situación. Aunque sin éxito para estos días. Los saqueos ya son masivos, y los recursos son cada vez menos. Siempre ha sido así, comentan otros.

La desesperación también ha tenido otras consecuencias. La delincuencia es una de ellas. Robar y asesinar, a mano armada y a la luz del día. Pero cada vez hay menos cosas que robar. Y cada vez asesinar pierde el valor, porque poca gente vale algo. A estas horas, hay más armas en la calle que alimentos en las despensas. Siempre había sido así, al menos en los últimos años, comentan algunos sabiondos.

Pese a que siempre ha sido así, pese a que las cosas debieran seguir estando así, la gente se ha volcado a las calles. Salen en masa. Ya no a robar, a saquear o a asesinar. Sino a protestar. Parece que todos han logrado unirse para una causa común. Y de hecho, parece que sí se han unido en una única masa humana. Es como si de repente el mundo le devolviera a la humanidad su humanismo natural.

Sin embargo, la desesperación sigue estando latente, a la espera de un pinchazo emocional en el grupo.

El presidente por fin se hace visible entre la gente. Tiene anuncios importantes. Hay medidas que tomar. Necesita tranquilizar al pueblo.

Hermanos y hermanas. Estamos en un periodo de dificultad incomparable en toda nuestra historia. Por eso he decidido legalizar el canibalismo. Buenas tardes.

Sus palabras entraron en el cerebro popular como un bálsamo permanente. Al menos sirvió para distraer los 5 minutos que tardó el presidente en alejarse de la multitud, subir a su limosina y volver a su búnker presidencial.

En 2 meses, la población había disminuido 52%. Las redes cloacales tenían un color rojizo bastante metálico, correoso y viscoso.

En 2 meses, la oferta de alimentos por fin había superado a la demanda. De nuevo el dinero comenzaba a reinar en la sociedad. Como había sido siempre, argumentaban algunos.

El Presidente fue reelegido para un nuevo periodo presidencial.

 

por Cristinachip

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s